Más Vale Tarde que Nunca

Existen muchos dichos antiguos que son particularmente relevantes cuando se trata de sus finanzas.

  • El hoy está aquí, mañana quien lo verá.
  • Cada centavo que se ahorra es un centavo que se gana.
  • Cuide sus centavos y sus dólares harán lo propio.
  • Nunca tendrá suficiente tiempo ni dinero.

Sin embargo, existe un dicho que probablemente no sea tan conocido que dice que "tendemos a sobreestimar lo que podemos lograr en el corto plazo y a subestimar lo que podemos lograr en el largo plazo". Tomarse un poco de tiempo, elegir algunos pasos a seguir para elaborar un plan para el futuro y luego llevar a cabo estas decisiones pueden ayudarlo a gozar de un futuro financiero más seguro y no tener que preocuparse por sus finanzas.

Ahorre dinero todos los meses.

Muchos creen que ahorrar todos los meses para la jubilación, para hacer frente a los gastos de la universidad y para algunas otras metas financieras es una medida prudente. Sin embargo, sabemos también que postergar el ahorro es una decisión fácil de tomar.

Evalúe la diferencia entre empezar a ahorrar $300 por mes a los 30 años y a los 40 años. Simplifiquemos el ejemplo sin tomar en cuenta los impuestos y suponiendo que sus fondos generan una rentabilidad del 6%. Si empieza a ahorrar a los 30 años y sigue ahorrando hasta los 65 (420 meses), habrá acumulado $427,413. En cambio, si empieza a los 40 y sigue ahorrando hasta los 65 (300 meses), habrá acumulado tan solo $207,898.

¿Y qué hay de la diferencia entre ahorrar $300 y $350 bajo los mismos supuestos?

Ahorro mensual A partir de los 30 años A partir de los 40 años
$300 $427,413 $207,898
$350 $498,648 $242,547

Observe que incluso ahorrando menos, puede hacer una gran diferencia si empieza antes. Empezar a ahorrar $300 por mes a los 30 es mejor que empezar a ahorrar $350 por mes a los 40.

Adopte una disciplina.

Algunos de los mejores resultados financieros se logran aplicando una fórmula simple: elegir una estrategia prudente y luego implementarla religiosamente. Muchas veces, la parte de "implementar" la estrategia de la fórmula parece ser más difícil de aplicar que la parte de "elegirla", particularmente, cuando "implementar" la estrategia genera inconvenientes o nos hace sentir que estamos haciendo un gran sacrificio. A continuación le damos algunas ideas que pueden ayudar a adoptar esa disciplina.

Planes de ahorro automático. Seamos realistas: librar un cheque o acercarse a una sucursal todos los meses para retirar fondos de su cuenta corriente y depositarlos en una caja de ahorro es incómodo y existen altas probabilidades de que omita hacerlo algún mes o de que deje de hacerlo directamente. ¿Por qué no encomendarle esta tarea a su empleador, al banco o a una cooperativa de crédito? No le representará ningún costo y sólo tiene que hacerlo una sola vez.

Aportes al plan de jubilación. Al solicitar que se le retenga una porción de su salario (que puede ser mayor) y se la deposite en un plan de jubilación 401(k) ó 403(b), usted puede obtener varios beneficios. Se asegura ahorrar una porción de su salario todos los meses, paga menos impuestos sobre la renta porque los aportes no se incluyen en su base imponible y difiere el pago de impuestos sobre la rentabilidad que generen sus fondos.

Invierta periódicamente un monto constante en fondos mutuos. Esta estrategia consiste simplemente en invertir un monto constante en un fondo mutuo todos los meses (o con alguna otra periodicidad). La mayor parte de las gestoras de inversión en fondos mutuos ofrecen programas de inversión de montos constantes. Estos programas son una forma conveniente de adoptar la conducta de ahorrar sistemáticamente. Además, debido meramente a la mecánica de esta estrategia, usted compra más acciones cuando el precio es más bajo y menos acciones cuando se da el caso opuesto. Como resultado, el costo original promedio es más bajo.

El valor de adoptar buenos hábitos financieros.

"El tiempo es dinero". En muchas ocasiones se ha hecho referencia al interés compuesto, que consiste en ganar intereses sobre sus intereses, como una de las maravillas del mundo financiero. Cuanto más tiempo pueda tener invertido su dinero, más rentabilidad generará. Existe una regla básica que dice que el dinero se duplica cuando el resultado de multiplicar la tasa de rentabilidad por la cantidad de años es igual a 72. Con una tasa del 6%, el dinero se duplica en 12 años. Con una tasa del 8%, el dinero se duplica en 9 años. Con una tasa del 7.2%, el dinero se duplica en 10 años.

Usted no puede controlar qué rentabilidad generarán sus fondos, pero sí puede decidir cuándo empezar a ahorrar y por cuánto tiempo invertir sus ahorros. Cuanto antes, mejor.

  • Imprimir
  • Opiniones

¡Puede contactarnos cuando quiera!

Número telefónico gratuito: 1-877-968-7962
Consultas generales:
info@woodforest.com
O visite nuestra página Contáctenos

Banca a su manera... CADA DÍA Y NOCHE!®

NOTICIAS DE LA FDIC: Más información
Woodforest National Bank

Messages go here

Cierre esta Ventana

Personalización de la Información

Háganos saber en qué sucursal opera para brindarle información específica

Ir

Por favor, introduzca un código postal válido